Un cuento de los hermanos Grima

Versión de pesadilla de El flautista de Hamelín. Una enorme rata toca la flauta y se lleva a los niños de la ciudad. Este roedor flautista no ha muerto. Con la última consulta creyeron tapiar su madriguera, pero poco que le importan las leyes a este espécimen. Si no optó la reelección no fue porque estaba prohibida, sino porque perdía en las urnas

Dar clic en la imagen para leer el artículo

Imagen: El flautista de Hamelín, postal alemana litografiada
(c. 1900)