Disculpas y perdón

Como el eufemismo es una constante en nuestra legislación, pedir perdón parece demasiado fuerte y se lo dulcifica rebajándolo a pedir disculpas. Se hace mal, porque perdón y disculpas no son sinónimos sino parónimos, es decir no idénticos sino parecidos. En el habla coloquial podrán usarse indistintamente, pero no en el lenguaje de las leyes que debe ser preciso.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Tres monjes penitentes, oleo sobre lienzo de
Alessandro Magnasco (1667-1749)