Amor y ceniza

La sociedad moderna, que ha perdido la dimensión de la muerte, forzosamente tiene que ser baladí, es decir insignificante y deleznable. Esto vale para todas sus manifestaciones, la religiosa en especial. Y la amorosa en particular

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Ella consagra el amor, grabado de Paul-Albert
Besnard (1849-1934)