El gran prioste

La desorbitada importancia que otorgamos al festejo regional es muestra irrefragable de nuestra miopía pueblerina. Quito, capital con dos millones de habitantes, naufraga también en esta sobredimensión aldeana de sus fiestas.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: El golpe maestro del leñador mágico, detalle 
de un óleo sobre lienzo de Richard Dadd (1817-1886)