Sobre el adulterio

Al avanzar con la novela el escritor se enamoró de su creación. La grandeza del amor opacó sus prejuicios y ella aparece majestuosa en su pasión, empequeñeciendo a los “buenos” del cuento… e incluso a los malos. Por eso, la verdadera tragedia no estará en el suicidio sino en la intolerable decadencia del amor.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Baile en el palacio de Hofburg, acuarela
de Wilhelm Gause (1853-1916).