En la base, la ética

Si la política es el arte de hacer felices a las comunidades, es indispensable conocer el arte de la felicidad. Y esta sería la ética, pues el propósito de la vida del hombre es la felicidad como dice Aristóteles. Los principios éticos son universales, pueden alcanzarse con estudio y meditación, no dependen del entorno cultural de la persona.

Dar clic en la imagen para leer completo
Imagen: Aristóteles enseñando en el Liceo, fresco 
de Gustav Adolph Spangenberg (1828-1891)