Un producto de primera necesidad

La inmensa mayoría de personas tienen una visión del mundo y de sí mismas que no proviene del acervo de ninguna civilización ni cultura, sino de sucedáneos peligrosos, tóxicos o, en el mejor de los casos, esterilizantes. Estas personas son pasto que arde fácil en las llamas del consumismo más enajenante, o del populismo político, o del fanatismo religioso.

Dar clic en la imagen para leer completo

 

Imagen: Las musas, mosaico romano en la Villa de Torre 
de Palma, Portugal (siglo IV dC)