¿Por qué mienten las encuestas?

Como sucedía con los antiguos brujos y hechiceros, la opinión de la gente se mueve entre el odio y el desprecio a los encuestadores, y una irresistible curiosidad por conocer el resultado de su trabajo. Es difícil hacer entender que el propósito de una encuesta no es predecir el futuro, sino retratar un presente que tiende a cambiar. Eso sí, siempre y más en estos tiempos, se hacen circular cifras falsas con el afán de confundir a los electores.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: El censo, fragmento del bajorrelieve en mármol
en la base del grupo estatuario de Domitius Ahenobarbus,
anónimo c. 122 a. C.