¿Para qué sirven las cárceles?

El Estado ecuatoriano jamás se empeñó en la creación de un sistema penitenciario eficaz. Las cárceles ecuatorianas no contribuyen para la seguridad de las personas, más bien son focos que irradian peligro para toda la sociedad, escuelas de delincuencia y antros de perversidad, en cuyo interior se conculcan de manera violenta todos los derechos de los reos.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Prisioneros sobre una plataforma colgante, grabado
de la serie Cárceles imaginarias de Giovanni Battista
Piranesi (1720–1778)