En defensa propia

Remington

El debate sobre la portación legal de armas debe centrarse, como todo en una república, en el ejercicio de los derechos,  sobre todo en el más básico y esencial, la vida, que sin el derecho a la defensa propia simplemente no existe. Quienes hablan de «libre portación» lo hacen con ánimo de confundir, hay que establecer la «portación legal», que establece límites pero también determina garantías.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Vienen a través del centeno, escultura en
bronce, de Frederic S. Remington (1861 – 1909)