El Mundial, los negocios y la ética

WF3JWXOD2RA7TCZBM65BSLKYPU

Lo que para la ética política no es aceptable, no puede tolerarse con el pretexto de la autonomía de lo deportivo. En ese sentido fue un grave error, por no apelar a otra calificación, el que países con plenas credenciales republicanas hayan aceptado participar en una competencia en Qatar, un Estado gobernado por una dictadura, con tristes calificaciones en materia de derechos humanos.

Dar clic en la imagen para leer completo
Imagen: La selección de la República Federal
Alemana pide respeto para los derechos 
humanos (foto de la Federación Alemana de 
Fútbol)