La redes inocentes

Siempre habrá demasiada libertad para inquisidores, censores y otras gentes con alma de tijera. Por eso todas las dictaduras intentan controlar las redes sociales. También están a favor del “control” envidiosos, congénitamente inhabilitados para entenderse con las computadoras

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Alberich, rey de los nibelungos (1910) ilustración de 
Arthur Rackham (1867–1939)