La capital

Todas las circunstancias que han hecho la vida en la capital tensa, crispada, violenta, ruidosa, provienen de un gigantismo que de por sí es malo para cualquier ciudad. Pero mucho más para esta, situada en un escenario de una belleza innegable, pero del todo inapropiado para una gran urbe por su abrupta geografía.

Dar clic en la imagen para leer completo

Imagen: Cumbayá, Calderón y el volcán Casitawa vistos
desde Tumbaco
, foto del autor